Para que el sitio funcione perfectamente es necesario que tenga javascript

Mensaje del Rector

Ph.D. M. Roberto Tolozano Benites

Image

Quisiera iniciar este mensaje haciendo referencia a Edgar Morin en tanto lo considero uno de los filósofos y sociólogos modernos que mejor ha sido capaz de ponerle palabras a la necesidad de sentirse pertinente en relación a la sociedad y encajar en ella. Dice Morin que habría que enseñar la serendipia, el arte de transformar los detalles aparentemente insignifi¬cantes en indicios que permitan reconstruir toda una historia. Hablamos de un Instituto con una proyección social que garantiza la igualdad de oportunidades en el acceso a la educación superior a partir del mérito y la capacidad del individuo. Nuestra intención es que la vida institucional trascienda más allá del ámbito puramente académico y permita desarrollar otras capacidades, competencias y bienestar personal a cada uno de los miembros de nuestra Comunidad Bolivariana.

Una de las metas principales del ITB, es la de emprender nuevos desafíos y avanzar en la generación de acciones y proyectos, de carácter integrados y transversales, que nos mantuvieran a la cabeza de la educación técnica y tecnológica en el Ecuador, y que constituyéramos un referente en la formación de profesionales y en la profesionalización de nuestros docentes.

Ser una o un estudiante, una o un trabajador, o administrativo; una o un docente o directivo del Instituto Superior Tecnológico Bolivariano de Tecnología en el siglo XXI, constituye y constituirá siempre un desafío y una esperanza. Hemos trabajado por aquellos en quienes creemos y nadie podrá quitarnos la idea de que, a pesar del sufrimiento que ocasiona enfrentarse a los auténticos poderes, los del inmovilismo y el individualismo, siempre que se quiere, se puede.

Permítanme transmitirles la seguridad de que vamos por buen camino, no satisfechos con lo logrado, más bien enfocados en hacerlo mejor cada día. Quisiera en este momento, invitarlos a defender la alegría de saber que hemos cumplido y que tenemos empeños superiores que lograr y, parafraseando a Benedetti, hacerlo desde cada "trinchera, defenderla del escándalo y la rutina, de la miseria y los miserables, de las ausencias transitorias, y de las de¬finitivas".

Chat